lunes, 18 de septiembre de 2017

Julio Verne de Plaza & Janés, 7 Tomos

Finalmente me llegaron. Ya están aquí. Los siete tomos de la colección de Plaza y Janés. En este caso una primera edición un tanto maltratada pero completa. Con esta colección creo que tengo Verne ya para siempre.

La colección de Aguilar es bastante parecida a esta, aunque tiene bastantes menos obras. Otra diferencia es el tamaño del texto, que en la de P&J es sensiblemente inferior. Y tampoco contiene ilustraciones. Ni una miserable introducción. No me estoy quejando, ojo, ya sabía lo que compraba porque esta y la de Aguilar siempre han sido sueños de adolescencia.

Ambas dos son de papel biblia, y más o menos tienen el mismo tamaño, aunque no grosor. Esta colección se nutre de traducciones anteriores realizadas por Molino (con lo que creo que habrá alguna obra un poco recortada) y de Sopena, ambas bastante cercanas a las originales o primeras de Jubera, si no son la misma pero corregidas, algo que veré conforme vaya leyéndolas.
Cada tomo consta de unas 2000 páginas, así que entre los siete se recoge una gran cantidad de novelas, aunque no todas (como hace Jubera).
El listado es:
Volumen I
Cinco semanas en globo

Viaje al centro de la Tierra

Los ingleses en el Polo Norte (Hatteras I)

El desierto de hielo (Hatteras II)

Los hijos del capitán Grant en América del Sur

Los hijos del capitán Grant en Australia

Los hijos del capitán Grant en el Océano Pacífico

De la Tierra a la Luna

Alrededor de la luna
Volumen II
Veinte mil leguas de viaje submarino

La isla misteriosa

Una ciudad flotante

Las aventuras de tres rusos y tres ingleses en el África austral

La vuelta al mundo en ochenta días

El maestro Zacarías

Martin Paz

Una invernada entre los hielos

Las indias negras
Volumen III
Miguel Strogoff

El país de las pieles

Héctor Servadac

Un descubrimiento prodigioso (que no es de Verne)

El Chancellor

Las tribulaciones de un chino en China

Dos años de vacaciones
Volumen IV
Un capitán de quince años

El doctor OX

De Glasgow a Charleston

Escuela de robinsones

Robur el conquistador

Dueño del mundo

La jangada

La esfinge de los hielos

Claudio Bombarnac
Volumen V
Los quinientos millones de la Begun

Los hermanos Kip

El faro del fin del mundo

La caza del meteoro

César Cascabel

El pueblo aéreo

Familia sin nombre

La Estrella del Sur
Volumen VI
La casa de vapor

Norte contra sur

Ante la bandera

Clovis Dardentor

El testamento de un excéntrico

Los piratas del Halifax (Beca de viaje)

El piloto del Danubio
Volumen VII
La misión Barsac

La agencia Thompson y Cía

El rayo verde

El secreto de Maston

El archipiélago de fuego

El soberbio Orinoco

Kerabán el testarudo

El 9672 (Un billete de lotería)
Como se puede comprobar, la cantidad de obras metidas en siete volúmenes son bastantes. Faltan las siguientes:

  • Un drama en los aires
  • El país de las pieles
  • Grandes viajes y grandes viajeros
  • Los descubrimientos del globo
  • Los amotinados de La Bounty
  • Un drama en México
  • Los grandes navegantes del siglo XVIII
  • Los grandes exploradores del siglo XIX
  • Diez horas de caza
  • De Rotterdam a Copenhague
  • Matías Sandorf
  • El náufrago del Cinthya
  • El camino de Francia
  • Gil Braltar
  • Mistress Branican
  • El castillo de los Cárpatos
  • Las aventuras de un niño irlandés
  • Maravillosas aventuras de Antifer
  • La isla de hélice
  • Segunda patria
  • Las historias de Juan María Cabidoulin
  • Un drama en Livonia
  • La invasión del mar
  • El volcán de oro
  • Los náufragos del Jonathan
  • El secreto de Wilhelm Storitz
  • Ayer y mañana


Tres o cuatro volúmenes más y completan a Verne. De todos modos son las que son y ya está.
Sobre las traducciones, ya iré comentando conforme las vaya leyendo.




martes, 5 de septiembre de 2017

Obras completas de Verne - Edición Jubera - Nueva colección

Os comenté el otro día que había encontrado una colección completa de las obras de Verne en Aguilar. Pues os eché una pequeña mentirijilla, ya que también encontré otra cosa: un Jubera completo. El vendedor dice que primera edición. Yo ya no digo nada porque es un jaleo, pero trae el Barsac. En fin.
El hecho es que el precio era bastante prohibitivo, pero después de negociar un poco bajó los términos y la cosa se hizo más accesible.
Bueno, el hecho es que la compré. Y aquí está, junto a su hermanita.
La de abajo es la nueva. Os comento diferencias externas e internas.
La nueva no tiene ese tinte azulón en los fondos de los dibujos, el rojo es menos rojo y y el dorado está más desvaído. Podría tratarse de un efecto por haber estado más tiempo bajo la luz directa del sol, pero no lo creo así porque no es que el azul haya desaparecido, es que no lo tiene. Además, la franja inferior sí que tiene color azul, aunque no tan vivo como el de los tomos de arriba.
Otro detalle es que ocupa más volumen teniendo los mismos libros y contenido. De hecho ocupa un tomo más, siendo ambos 14 volúmenes. Además, los cantos del lomo son más sobresalientes, por lo que cuestan un poco más de sacar y meter.
El estado de la encuadernación es sensiblemente inferior al de mi otra colección, de hecho hay dos volúmenes con el interior separado de las tapas en el lado del final, y en otros está a punto de romperse. Y como consecuencia de ello, alguna página un poco suelta.
Otra especulación puede ser que unas tapas se correspondan con la primera edición y las otras a la segunda. La pregunta del millón es cuál. Si usamos la lógica, las de la nueva colección (la de abajo) son de menor calidad, así que puede que correspondan a las de la segunda. Pero cualquiera sabe. Podría tratarse hasta de una edición pirata de la época.
En interior, la impresión de los cuadernillos, está algo mejor. Pero solo algo. El Hatteras y el Sandorf, que en mi edición están pésimamente impresos, en esta lo están algo mejor. Todavía tienen “borrosidades”, pero en menor medida.
En general el papel está menos amarillento y con menos “tachas” de humedad, pero el estado de la encuadernación hacen bastante peligrosa su lectura fuera de un atril con hueco para encajar el volumen, cosa que no tengo.
Otra de las curiosidades de esta edición, o más bien otra diferencia, es que en la primera Un capitán de quince años abre el volumen 4, mientras que en la nueva está al final del tercero.
Igual pasa con el volumen 6. En mi edición anterior Escuela de robinsones está al principio del 6, y en esta nueva, al final del 5. 
En ambos casos está completa pero en diferente lugar. Una inspección del ancho de los tomos, así lo aconseja en ambos casos. Es decir, en mi colección anterior no habrían cabido en el tomo en el que están en la segunda.
Hay otro motivo que me hace pensar que la nueva colección (la de abajo) corresponde a la segunda edición, pero eso os lo contaré en otra entrada.





jueves, 31 de agosto de 2017

Obras selectas de Julio Verne, de Aguilar

El otro día, buscando una cosa, me salió otra. O más bien una tercera, porque me apareció en eBay las “Obras Completas” de Julio Verne en edición tela y filete de oro de Plaza & Janés, una edición que recoge en formato papel biblia, un montón de las novelas más importantes de Verne. El precio era ridículo, y el estado de los libros, al menos de las tapas, lamentable… 
Entre que me lo pensaba y decidía, la venta se hizo y yo me quedé sin mis Julios Verne. Ninguna tragedia, sería la enésima versión de las novelas, y teniendo los Jubera… aunque he reconocer que la edición de Plaza & Janés tiene mejor traducción que la otra, por ser posterior (años 60 del siglo pasado). 
De todos modos me quedó el prurito de haberla comprado, así que unos días después hice una nueva búsqueda y encontré las del título, en 9 volúmenes, que sin ser obras completas (como tampoco lo son las de P&J), al menos traen la mayoría de las novelas.
Y efectivamente, ya obran en mi poder. 9 flamantes volúmenes no muy estropeados por no decir casi nuevos, aunque adolecen que a partir del número 6, el color del texto del lomo pasa de ser dorado intenso a dorado flojo.
Ignoro si la colección ha sido compuesta por dos ediciones diferentes o es que es así. Intuyo lo segundo porque cada volumen tiene una fecha diferente, y no es muy raro que el editor cambie esas cosas, a veces sin darse cuenta.
Por lo tanto, aquí están ya en su estantería definitiva:
El listado de obras por cada volumen es el siguiente:
Volumen I
Cinco semanas en globo
Viaje al centro de la Tierra
Veinte mil leguas de viaje submarino
Volumen II
Los hijos del capitán Grant
De la Tierra a la Luna
Alrededor de la Luna
La vuelta al mundo en ochenta días
Volumen III
La isla misteriosa
Robur el conquistador
El dueño del mundo
Una ciudad flotante
Volumen IV
Miguel Strogoff
Dos años de vacaciones
Los quinientos millones de la Begun
La Estrella del Sur
Volumen V
Un capitán de quince años
Las tribulaciones de un chino en China
Las Indias Negras
El faro del fin del mundo
Volumen VI
La Casa de Vapor
Las aventuras del capitán Hatteras
Volumen VII
La jangada
Ante la bandera
Hector Servadac
Volumen VIII
Norte contra Sur
El “Chancellor”
Escuela de robinsones
Volumen IX
Matías Sandorf
La Esfinge de los Hielos
El doctor Ox
Si os fijáis no están todas y, excepto El faro del fin del mundo, son todas originales de Verne. Si nos atenemos a la lista de Jubera, faltan:
  • Un descubrimiento prodigioso (que no es de Verne ni de Michel)
  • De Glasgow a Charleston
  • Las Aventuras de tres rusos y tres ingleses
  • Una invernada entre los hielos
  • Maese Zacarías
  • Un drama en los aires
  • Martín Paz
  • El país de las pieles
  • Historia de los grandes viajes y grandes viajeros
  • Los descubrimientos del globo
  • Los amotinados de “La Bounty”
  • Un drama en Mexico
  • Los grandes navegantes del siglo XVIII
  • Los grandes exploradores del siglo XIX
  • Diez horas de caza
  • De Rotterdam a Copenhague
  • El rayo verde
  • Keraban el testarudo
  • El archipiélago de fuego
  • Un billete de lotería
  • En náufrago del “Cinthya”
  • El camino de Francia
  • Gil Braltar
  • Familia sin nombre
  • Sin arriba ni abajo (El secreto de Maston)
  • César Cascabel
  • Mistress Branican
  • El castillo de los Cárpatos
  • Claudio Bombarnac
  • Las aventuras de un niño irlandés
  • Maravillosas aventuras de Antifer
  • La isla de hélice
  • Clovis Dardentor
  • El soberbio Orinoco
  • El testamento de un excéntrico
  • Segunda patria
  • El pueblo aéreo
  • Las historias de Juan María Cabidoulin
  • Los hermanos Kip
  • Beca de viaje (Los piratas del Halifax)
  • Un drama en Livonia
  • La invasión del mar
  • El volcán de oro
  • La agencia Thompson y Compañía
  • La caza del meteoro
  • El piloto del Danubio
  • Los náufragos del Jonathan
  • El secreto de Wilhelm Storitz
  • Ayer y mañana
  • Emocionantes aventuras de la misión Barsac
Un rápido análisis nos demuestra que no incluyeron las obras más tétricas del autor y, sobre todo, casi todas las últimas… lo que quizás nos indique que no estaban muy interesados en pagar derechos de traducción, aunque es solo una idea.
Lo que me llama la atención es la inclusión de La Begun, que no era muy afecta al Régimen, por decirlo suavemente, aunque esta edición data de los años casi setenta, estando España algo más abierta que al principio de todo.
La edición, como ya hemos comentado, está en papel biblia con tapa de cartón flexible. Cada volumen no tiene menos de mil páginas, y algunos llegan hasta casi las dos mil, sobre todo aquellos que recogen las novelas más largas.
La calidad de la impresión impresión es muy buena, y los volúmenes que he recibido están impecables excepto por un roto en una de las páginas, procedente del mismo proceso de impresión y no del uso y su lectura.
También incluye algunos mapas e ilustraciones originales, pero no todas.
Lo dicho, es una edición que en su momento me enamoró pero que no podía comprar por su precio y que he conseguido ahora de segunda mano pero en muy buen estado.






jueves, 24 de agosto de 2017

¿Por qué lo dices si sabes que es mentira?

Hay cosas que me tocan mucho las narices, sobre todo el hecho de mentir a sabiendas que lo estás haciendo. Tiene pase si lo haces por desconocimiento, pero el colmo está en la desfachatez incluso de decir que estás mintiendo en el mismo artículo en el que lo haces.
Todo esto ocurre en el artículo de cabecera del segundo volumen sobre Verne de la revista Graphiclasics. De momento no he seguido leyendo el número, pero ha sido una impresionante coz en los bajos que, tras en brillante primer número, me encuentre esta desfachatez de entrada.
No es que el primer volumen no tenga sus errores, que los tiene, pero ocurren a partir de la mitad del número, y ciertamente son de bastante menor gravedad que lo que he visto en las primeras 21 páginas del segundo número. Entro ya en la lectura del mismo con el ánimo bastante bajo y soliviantado para dejar pasar deslices.
Pero vayamos con el artículo en sí, que está escrito por Emilio Pascual, que parece que no ha pasado de leer más allá de la biografía de Salabert, con los errores que contiene, que por cierto no eran tales cuando la escribió, por lo que no hay ninguna culpa en ella y sí en los que se basan en la obra para lanzar algunas tonterías.
La primera página del artículo (p 10 de la revista) que cito ya contiene dos errores bastante gordos. Si bien no se está seguro del encontronazo de Verne con Dumas y la conversación sobre las tortillas, de lo que sí se tiene amplio conocimiento es del hecho de que Verne no intentó escapar de niño en ningún barco, ni que su padre corriera a traerlo de vuelta, ni mucho menos que, tras una paliza, le hiciera prometer que solo viajaría con la imaginación. 
No voy a poner ninguna referencia, tan solo hay que acercarse a cualquier medio medianamente serio para descubrir que todo el meollo de la “escapada” se reduce a que a Verne se le hundió el bote en el que iba paseando por el Loira y tuvo que esperar a que bajara la marea para volver a su casa desde el islote en el que había varado. Esa escena pasa a ser convertida en la fuga por su primera biógrafa, que mintió más que verdades dijo.
En la página 12 vuelve con las incorrecciones, citando cuatro de las obras que se sabe fueron mayormente re-escirtas por su hijo Michel: Los náufragos del Jonathan, El secreto de Wilhelm Storitz, La impresionante aventura de la misión Barsac y El Eterno Adan
De esas obras se conocen las versiones originales de las dos primeras, y se cree que el Barsac fue escrito completamente por le hijo a partir de unas treinta páginas manuscritas. De la última obrita citada se cree que es íntegra de Michel, y así lo creo yo tras haberla leído en detalle y no ver ninguno de los temas habituales de Verne y sí los del hijo.
La página 15 habla largo y tendido de Los quinientos millones de la Begum, obra que fue comprada por Hetzel y reescrita por Verne, pero se desconoce qué partes fueron de nuestro autor y qué partes venían de origen, así que lo mejor sería omitir parte de esa novela bisagra entre etapas y tomarla con mucho cuidado y no, como hace Emilio Pascual, centrar el pensamiento de Verne en ella. Como ya he dicho, no sabemos qué ideas son de Verne y cuáles de Grousset.
Otro error menor, en la página 16 es citar Ante la bandera como precursora de la bomba atómica. Me gustaría que Emilio me citara los pasajes en los cuales se “precursa” dicha bomba, porque yo he leído la obra varias veces y no veo nada. Del misil o bomba teledirigida sí que veo algo, y de la lucha entre submarinos también, pero de lo otro no.
En la misma página siguen los despropósitos: vuelve a la Misión Barsac, que no es de Verne. Nada de lo que aparezca en esa obra puede asignarse al autor, a su pensamiento o a lo que sea: fue enteramente escrita por Michel, así que nasti de plasti.
Luego (p. 18) retoma los Náufragos del Jonathan, obra que he leído en ambas versiones, la original y la modificada por el hijo, y todas las citas de la misma corresponden a la segunda obra y que, precisamente, no están en la primera. Por no estar, ni está el borracho que puede tocar el violín cuando está en plena melopea. 
La cosa sigue con El Eterno Adán, terminando con otro batiburrillo en base a El volcán de oro, aunque en este caso la fiebre del oro sí que está presente en la versión original y, para mi, es mucho mejor la del hijo que la del padre, igual que pasa con El Jonathan, pero eso no quiere decir que cuando se hable de Verne haya que citarlas.
Como resumen, el artículo me parece un gran sin sentido y no hace justicia al pensamiento del autor ya que el somero análisis de las obras recorridas no son del autor, sino mayormente de otro Jules, el Hetzel y otro Michel, su hijo.

Siento haber sido tan borde, pero uno ya se cansa de ver en letra impresa tanta tontería junta y tanto pseudo análisis que no sirve de nada y que, en mi caso, me ha puesto de mala leche, ha puesto en tela de juicio la seriedad de una publicación entera, y va a hacer que siga leyéndola sin el entusiasmo original con el que leí la primera parte.

lunes, 15 de agosto de 2016

La insoportable levedad del ebook mierdoso

Hace unos días compré un bundle de esos que están ahora tan de moda. Pagué más de 12 euros por 14 obras de autores noveles de habla hispana, algunas de las cuales ya había leído con anterioridad.

El paga lo que quieras es este (no sé cuánto tiempo estará en cartelera) y pertenece a lo que quiera que sea la entidad Ebrolis.
Al cabo de unos minutos recibo un fichero ZIP con todos los libros en los tres formatos más comunes: ePub, mobi y PDF. La primera en la frente: de los 14 libros, creo recordar que tres de ellos traían mal la portada y los metadatos. 
No es que tuvieran mal la portada de un un formato, sino que los tres formatos de cada ebook lo tenían mal. Por lo tanto, a tener que averiguar qué libros son, metadatos y portadas. Encima las portadas las tuve que instalar a mano porque Calibre no era capaz de encontrarlas.
Si solo fuera eso…
Pues nada, me pongo a leer libros como un poseso y os resumo el tema:
  • El protector (Joaquim Colore): Primera parte. Empezamos bien. Un libro recortado, como es habitual entre muchos autores noveles, sin darse cuenta de que lo único que hacen es encabronar al lector y que pasemos de él.
  • Órbita final: éxodo (Jorge del Barrio): este no fue a la escuela y no le dijeron que los párrafos no se separan con una línea en blanco, ni que se indentan. Será bueno o será malo, pero gracias a la mierda de formato, no lo voy a leer.
  • Hijos bastardos de Matusalén: Eternos (Raúl Atreides): Título más largo que la novela en sí, con un nombre de autor que da un poco de grima, y encima el primero de una serie que no sabemos si va a continuar o no. Descartado.
  • El retorno de la magia (Jonás Cobos): Otro primero de una serie de un autor que tiene doscientas series empezadas y parece que ninguna terminada. Además, luego los junta por temáticas y arma tal lío que no sabes qué estás comprando. Encima el arranque, pese a toda la acción, deja mucho que desear, con enormes errores argumentales y saltos de trama sin mucho sentido. Descartado.
  • Mundo sin futuro (Alberto Meneses): Este autor me suena mucho, pero no sé de qué. El comienzo de la novela es correcto salvo que en un mundo futuro nadie se cree que la gente no lleve un puto móvil encima, y que los malos, metiéndose en una base militar norteamericana, luego sean incapaces de localizar la llamada de un teléfono fijo. Y encima el primero de una serie de tres que luego te van a costar del orden de 3 euros cada uno. Descartado.
  • El Legado de Prometeo (Miguel Santander): De este no tengo crítica. Bueno, sí, que ya lo había leído y no me gustó.
  • Los trabajos de Iktis (Pablo Daniel Rodríguez Sánchez): Otro que no sabe que entre párrafos no se ponen líneas en blanco (a veces no solo una, sino varias), ni que no se pone separación entre el guión largo y el comienzo del diálogo, o que a veces hay que poner verbos guía. Parece que hay una precuela (¡joder!), pero como me importa una higa si es bueno o no por los problemas de formato, porque tampoco lo voy a leer.
  • El lenguaje de los gigantes (Mónica Samundio): Este no lo voy a leer porque la temática no me gusta mucho, y menos después de leer el primer capítulo, aunque por lo demás se ve bastante correcto en todo.
  • Marc, el último terrícola: la furia de Dackhara (Alejandro Arnaldos): Otro que se piensa que un título largo es sinónimo de buen libro. Espera, espera, que este parece bastante interesante pese a lo absurdo del comienzo. De momento (un 40% del libro) no está mal, pero yo esperaba una sátira social pero en su lugar es una mera historia de aventuras. Espero, quiero creer, que el título no anuncie más aventuras futuras (no, estamos en el presente) de Marc, ni que me deje colgado con un futuro libro, porque le van a dar mucho por donde amargan los pepinos.
  • Traición en el gran consejo (Miguel Ángel Alonso Puliso): Otra primera parte de una trilogía a la que le falta el último por publicar. Se salva porque es muy bueno (ya lo había leído) y porque en la portada ya te pone que es el Libro I.
  • La ciudad de las esferas y El juego de las esferas (Salvador Bayarri): Este se salva porque en el bundle están los dos libros que hay publicados de la serie. Y encima es muy bueno. De hecho estoy a la espera del tercer volumen, que sale a principios del año que viene. 
  • La esperanza de Luminion y La caída de Luminion (Jaime Blanch): Estos me quedan por leer, forman parte de una tetralogía (al menos los que han salido). La única crítica que tengo es que no se diga que son dos de cuatro y, como los tengo pendientes, todavía no puedo hablar ni bien ni mal. Si me guío por el de Emmo del mismo autor, creo que me van a gustar.
No quiero echar más leña al fuego, pero algunos autores se han quedado sin leer no porque sus obras sean buenas o malas, sino que teniendo lo que tengo en The Pila(tm), no me entretengo en nimiedades.
Lo que sí tengo claro es que 12 euros entre 3 libros que me han gustado, me sale a 4 euros el libro. Si tengo la suerte de que me gusten los de Luminion, me saldrán a dos euros y medio el libro, más caros que si los compro de forma independiente.
Si añado los 6.89 que me van a costar los dos de Luminion que faltan a la serie, el resultado es cada libro me sale a 2.7 euros.
Vamos, que he hecho el primo. Y encima añadimos los cabreos que me he pillado.
Lo dicho: una y no más Santo Tomás. A partir de ahora, igual que con los bundles de aplicaciones MAC, ni con un palo.

sábado, 30 de julio de 2016

Adiós Embarcadero, adiós

No es muy conocido que yo he trabajado en la filial española de la empresa Embarcadero, dueña de Delphi y C++ Builder, dos productos que fueron lo más pero que ya no lo son, opinión personal, por supuesto.
Yo dejé la empresa para irme a trabajar a Holanda, y no me arrepiento. El mismo día en el que dije que me iba, nos comunicaron que Idera, una pequeña empresa de bases de datos, había comprado a Embarcadero. Tan solo hubo dos horas entre el momento en que oficialmente pedí la baja voluntaria y el que anunciaron la compra. Para nosotros fue como si un lenguado se hubiera comido una ballena, porque aparentemente Idera era una empresa chiquita comiéndose a una empresa mucho mayor, pero claro, detrás están los grupos de inversión que son los que realmente hacen estas operaciones.
Personalmente he vivido dos compras de este tipo trabajando en empresas grandes, y ninguna fue traumática en exceso para los empleados como yo. Me refiero a que, pese al cambio de jefes, a los currantes poco nos cambió la cosa si no es algún que otro cambio en las reglas de funcionamiento interno…
Pero aquí parece que la cosa se presenta mucho más diferente. Básicamente, parece ser que Idera está echando a la calle a todas las divisiones de Embarcadero en todo el mundo. Un recorte a lo Microsoft, pero mucho más drástico. Al menos es lo que se deja entrever en la entrada del amigo José León, jefazo de la filial española y que él mismo cuenta cómo llegó a serlo.
Para que os hagáis una idea, Embarcadero ha mantenido a lo largo de todo el mundo “pequeños” grupos de trabajo, encargados de distintas partes de sus productos. Sin ir más lejos, en la filial de Elche, una de las que cierran y en la que yo estuve trabajando, se hace parte del producto de Delphi, C++ Builder y DbPower Studio, que era donde yo estaba. Había más grupos, si no recuerdo mal, en Polonia, Rusia…
Parece ser que todos esos grupos están siendo cerrados a golpe de ERE. Lo que es triste, aunque también es algo que se veía venir dado el devenir de Embarcadero porque, por ejemplo, o abandoné C++ Builder asqueado de los bugs y problemas que presentaba, aparte de las restricciones en la activación del producto…
También parece ser que yo dejé de usarlo justo cuando empezó a desarrollarse en España, y por lo que he visto desde dentro, la calidad ha mejorado sensiblemente, pero parece ser que no justifica dos versiones por año que ponen el precio de la herramienta por encima de las posibilidades del usuario medio, máxime cuando en estos momentos Visual Sutdio + Xamarin son gratuitos para ese mismo tipo de usuario.
Tampoco es que Xamarin sea la panacea, las pocas veces que lo he usado he terminado hasta los cojones del producto por su baja calidad, pero es una alternativa al mismo nivel de sencillez que Delphi, así que no llueven buenos tiempos para estos productos, porque si cierran los centros de desarrollo… ¿quién va a continuar con las nuevas versiones?
¿Se van a hacer en Estados Unidos, a 100K/año el desarrollador cuando en España está a cuatro veces menos? ¿Van a contratar de nuevo a Helsberg? ¿Nos ha engañado José León y resulta que no es un súper-developer, sino que es el mayor genio que ha parido madre y va a seguir él solo con el producto? ¿Ha inventado alguien una IA programadora capaz de construir todo eso sin necesidad de personas?
No, lo que creo, tristemente, es que Delphi, C++Builder y quizás los productos de bases de datos se van al garete, sustituidos por los de Idera, que os aseguro no le llegan a la suela de los zapatos.
En fin, es lo que hay. El VHS le ganó al 2000 y al Beta, y no por ser mejor producto o tecnología.
RIP, Delphi.

RIP, C++ Builder.

sábado, 23 de abril de 2016

El Capitán Alatriste ya no está triste

Zenda Libros es el sumidero al que van a parar las personas de bien, aquellas que no caben en los contubernios actuales, sí, esos llenos de gente que si no politiza o la chupa de lado no es nadie…

Digo que el otro día me pasé por Zenda Libros y descubrí un nuevo Alatriste. O más bien él me descubrió a mi, porque suelo leer a salto de mata pero me dio un pescozón y me fijó la mente: Todo Alatriste. Día del libro.
Sí, Juan Gómez-Jurado, yo también tengo un teclado de esos, pero conectado a un MAC. :-D
Técnicamente hablando no es nuevo, sino que igual que en su momento se recogió todo el canon holmesiano en un solo volumen, cuidado y mimado, ahora también se ha hecho con el alatristiano. Con dos grandes diferencias: no es una traición, digo traducción, y el autor está vivo.
¿Qué significa eso? 
¡¡Pues que la edición viene firmada!!  Y a todas luces parece que es una firma hecha a mano, aunque no puedo asegurarlo. Firmar 15.000 libros puede ser mucha (demasiada) tela, así que no descarto que sea algún tipo de tampón. 
Y numerada.
A eso he de añadir que, pese a lo que ponía en Amazon (lo siento, la más o menos única y más rápida forma de poder comprar un libro desde Holanda, en donde resido, es así), es una edición de tapa dura con sobrecubierta, un papel crema más que exquisito, una fuente de letra muy pero que muy bonita y algo que no es nada habitual en estos últimos tiempos: lomo cosido.
A eso hay que añadir una biografía de Alatriste, que todavía no he mirado por el morbo de no hacerlo hasta que no llegue a ella en el flujo de la enésima relectura de sus siete novelas, que empiezo mañana por la mañana.
Eso sí, búscate un atril porque el libro pesa lo suyo. Para los que dicen que el saber no ocupa lugar.